noticia_07062019_081710.jpg

Cuida tu piel: 8 Reglas de Oro

La piel bella y saludable requiere cuidado diario. Si sigues estas reglas de oro… ¡tu piel estará más suave, elástica y radiantemente bella!

 

La piel de nuestro cuerpo se encuentra diariamente expuesta a constantes agentes corrosivos que lo único que hace es deteriorarla, sin embargo podemos marcar la diferencia aplicando ciertos consejos que influirán notablemente en la apariencia atractiva de nuestra piel.

 

1. Proteje la piel del sol​

 

Para mantener la piel saludable, no salgas al sol sin protección. Aplica una crema solar con un SPF que esté adaptado a tu tipo de piel. Repite la aplicación de manera regular. También es recomendable que no se esté bajo el sol durante las horas del día de más calor.

 

2. Solo usa jabón suave para la piel​

 

¿La piel de tu cuerpo tiende a secarse, sobre todo después de la ducha? Es importante usar productos de cuidado de la piel que sean suaves y sin jabón para la rutina de limpieza. Si utilizas productos demasiado fuertes, tu piel puede volverse extremadamente seca y sentirse molesta. Los mejores productos que se pueden usar son: jabones ricos en lípidos.

 

3. ¡En la ducha!

 

Para la piel es mejor la ducha que el baño, que tiende a deshidratar la piel. Asegúrate de que el agua esté templada mejor que caliente. Para los amantes del baño, esta bien darse un baño diario. Sin embargo, ¡no estés en el agua mucho tiempo!

 

4. El arte de secar con suavidad la piel seca

 

Antes de que salgas de la ducha, enjuaga bien el cuerpo entero para eliminar cualquier resto del producto de limpieza. Después seca con rapidez la piel dando suaves golpecitos con la toalla en las piernas, pecho, brazos, etc.  NO frotes la piel con agresividad hasta que esté seca.

 

5. Hidrata la piel a diario​

 

¡Haz de la hidratación un hábito diario! Después de darte suaves golpecitos con la toalla para secar la piel, utiliza una crema adecuada para hidratarla de manera efectiva. Esto te ayudará a reparar la película hidrolipídica que cubre la epidermis. No te olvides que hay que hidratar TODOS LOS TIPOS DE PIEL!

 

6. Toma mucha agua

 

Para tener una piel bella, el cuerpo necesita cantidades suficientes de líquido. Asegurate de tomar el agua suficiente. Se recomienda aproximandamente 8 vasos al día. Un vaso de agua cuando te levantes, un té para desayunar, agua mineral a lo largo del día, té de hierbas por la noche... ¡De esta manera puedes cumplir con todos los deberes diarios!

 

7. ¡Come de manera saludable y equilibrada!​

 

Una dieta saludable y equilibrada no es solo buena para tu cuerpo sino también para tu piel. Cada día debes comer cinco porciones de frutas y verduras, ricas en antioxidantes. Esto te ayudará a mantener tu piel bella y saludable.

 

8. Duerme las horas de belleza

 

¡Si duermes lo suficiente, tu piel estará radiantemente saludable! Tu cuerpo necesita una cantidad de sueño para estar saludable: 7, 8, 9 horas… De hecho, la necesidad de sueño viene marcada genéticamente.

 

 

Siguiendo estos 8 sencillos pasos lograrás una piel envidiable, suave, tersa y con una apariencia saludable, cualquier persona con una piel bien cuidada engaña los pasos de la edad y la ayuda a sentirse mucho mejor.

 

 

Exfoliar, tonificar e hidratar también forman parte de las costumbres que debes incorporar a tu rutina de cuidados para tener la piel siempre limpia y saludable. ¡Ponlo en práctica!

 

 

Escrito por: Madelaine Quintero |  Comunicadora Social

 

Noticias Relacionadas