Miss Mundo

El Miss Mundo es reconocido como uno de los principales certámenes de belleza a nivel internacional y de celebración anual, fundado en Londres en el año 1951 por Eric Morley. En la competencia, además de valorar la belleza física y la elegancia; también se evalúa la personalidad, seguridad, salud física y conciencia social de cada participante, buscando así un ideal de belleza con propósito que represente a la marca como su Embajadora.

Actualmente, preside la Organización Miss Mundo Julia Morley, quien tomó las riendas de este certamen en el año 2000. Cada año la ganadora se establece parcialmente en Londres, y su reinado se caracteriza por una serie de viajes al rededor del mundo, representando a la Organización en causas altruistas.

Nuestra última Miss Mundo Venezolana: Ivian Sarcos | Miss Mundo 2011

Próxima representante: Alejandra Conde - Miss Venezuela World 2020.

Alejandra participará en la edición número 70 del Miss mundo

CONOCE A MISS VENEZUELA WORLD 2020

Fotografía: Johan Chango

ALEJANDRA CONDE

“Crea inspiración desde tu propia esencia”.
Alejandra Conde Licón

Alejandra José Conde Licón, nació en Cagua, estado Aragua, el 21 de abril de 1997 y desde que cumplió un año ha vivido en Villa de Cura. Actualmente estudia tercer año de medicina en la Universidad Central de Venezuela en Caracas.

Alejandra José Conde Licón, Miss World Venezuela 2020, es hija de Mayra Licón, nacida en Caracas; y Héctor Conde, oriundo de Cagua, estado Aragua. José Contreras, su padre de crianza, es de Villa de Cura. Tiene cinco hermanos: Jean Carlos (32), Karla Andreina (31), Valentina José (26), José Manuel (11) y Héctor Isaac (9).

Alejandra se define como espontánea, responsable, íntegra, alegre, luchadora y perseverante en alcanzar sus sueños. Es amante de la vida y de lo simple, honesta y justa en sus acciones. Se considera una persona optimista, ya que siempre apuesta a que todo saldrá bien, es de mente positiva y se mantiene con fe; también es disciplinada y enfocada en todo lo que hace, y da lo mejor de sí por aprender y perfeccionar cada día más sus conocimientos para perseverar y lograr lo que quiere. Es empática y carismática, una persona sencilla que ama mostrar quién es realmente, y que le gusta escuchar las opiniones de los demás e inspirar confianza, dispuesta siempre a ayudar a quién lo necesite.

Alejandra disfruta hacer lo que le gusta, estar en paz consigo misma y con todo lo que la rodea. Adora estar en casa con su familia; ir con ellos cada año a la procesión del Santo Sepulcro el Viernes Santo en Villa de Cura y hacer hallacas en Navidad. Le encanta bailar, reír y hacer reír, es por eso que le apasiona descubrir cosas nuevas para materializar sus metas, y buscar herramientas que la hagan sentir exitosa y feliz, y poder contagiar con esa felicidad a las personas que ama.

Desde niña sintió interés por los certámenes de belleza y creció viendo el Miss Venezuela, soñando con poder estar allí algún día, pero no fue sino hasta que cumplió 20 años cuando decidió participar por primera vez en un certamen de modelos, y donde consiguió el triunfo como “Sambil Model 2017”. Posteriormente se fijó como objetivo participar en el Miss Venezuela, y tres años después se postuló y ahora tiene el compromiso de representar a Venezuela en el “Miss Mundo”, certamen internacional de tradición que cumplirá con su edición número 70 en el año 2021.

Alejandra eligió estudiar medicina porque creció rodeada de familiares en el área de la salud y vivió de cerca el amor, la ética y la pasión por esa carrera; y desde pequeña sintió interés por el funcionamiento del cuerpo humano y saber cómo podía ayudar a sanar y a salvar a otras personas con sus conocimientos.

Su participación en actividades sociales dirigidas a niños y adultos mayores siempre ha sido posible, especialmente en Villa de Cura. Ha sido voluntaria en comedores y colaborado en la recaudación de fondos y alimentos para poder servir a los sectores más vulnerables. Ha realizado diversas actividades en escuelas de bajos recursos y en la calle, entregando insumos médicos y regalos en fechas especiales; y frecuentemente visita casa de cuidado de adultos mayores para llevarle medicinas, comida y alegría a los abuelitos que allí viven.

Alejandra siempre agradece por su salud al despertar, por cada nueva oportunidad, por lo que tiene y lo que no. Reconoce que su momento favorito del día es cuando se toma el primer café de la mañana junto a su familia. Entre sus pasatiempos los que más disfruta son bailar, meditar, hacer ejercicio, escuchar charlas de tecnología, entretenimiento y diseño (TED) y leer libros de desarrollo personal. Ella siente que esos contenidos la hacen pensar y cuestionar su percepción del mundo y cómo puede actuar ante diferentes situaciones. Entre sus publicaciones favoritas están “El secreto” de Rhonda Byrne, y “No es cuestión de leche, es cuestión de actitud” de Carlos Saúl Rodríguez.

Alejandra quiere que la gente vea que se necesita tener una corona, o mucho poder, para ser un agente de cambio; considera que todos -desde la posición que tengan- pueden influenciar de manera positiva en otros y cambiar vidas con lo que dicen y con lo que hacen. Ella es de las que piensa que todos deben aceptarse tal como son, creer en sí mismos y entender su propio valor, que cada individuo es diferente, y que eso es lo que lo hace un ser único y especial. Considera que la vida es un regalo muy valioso y que hay que aprovechar el tiempo para vivirla al máximo con responsabilidad y determinación, confiando en nosotros mismos, creyendo que nada es imposible, reconociendo que los límites se los pone uno mismo y que con esfuerzo y dedicación todo se puede lograr.

Alejandra se siente afortunada por ser una digna representante de Venezuela y quiere trabajar con el corazón para llegar a los corazones de todas las personas; quiere alzar su voz para hacer visible diferentes causas sociales y orientar acciones por ellas. Esa es su esencia y anhela inspirar con su labor y dejar una huella con el nombre de Venezuela.

Al día siguiente de su coronación como Miss World Venezuela 2020, Alejandra continuó con el proceso de formación que ya venían recibiendo las candidatas pero con un pensum de actividades orientado al certamen internacional en el que participará. Entre sus clases destacan las inglés, pieza fundamental para su desenvolvimiento, y se suman además las de protocolo diplomático y gastronómico, cultura general nacional e internacional, apoyo psicológico, geopolítica y neuroprogramación cerebral, manejo de emociones y escala tonal, pasarela, maquillaje y estilismo, oratoria y dicción, baile, y sesiones de trabajo con diferentes asesores profesionales.

Alejandra, además de ganarse la séptima corona del “Miss World” para Venezuela, tiene entre sus metas culminar sus estudios de medicina, prepararse para ser una animadora exitosa, tener un emprendimiento familiar, casarse y formar un hogar con hijos. Sueña con poder evidenciar la cura de muchas enfermedades como el cáncer, con un mundo unido donde las diferencias se dejen de lado, con viajar por el mundo y conocer las diferentes culturas. Anhela llegar a la vejez siendo una mujer exitosa a nivel personal y profesionalmente, sintiéndose plena, tranquila y feliz con su vida, sabiendo y sintiendo que aprovechó cada día para hacer y trabajar con lo que le gusta, siempre teniendo a su gran familia al lado.