noticia_07062019_074611.jpg

4 Claves para proteger tu cabello

Nuestro cabello define gran parte de nuestra personalidad y día a día realizamos diferentes acciones que pueden dañar nuestras fibras capilares si no las hacemos de manera adecuada. Por eso es fundamental que además de utilizar tratamientos especiales para proteger tu cabello, hay cuidados básicos que tienes que conocer: cómo lavarlo, cómo secarlo y cómo peinarlo de la manera correcta. 

 

Con estas recomendaciones vas a potenciar la vitalidad, salud y consistencia de tu pelo. No alcanza solo con usar tratamientos específicos, también es necesario que les prestes atención a estas cuestiones generales todos los días.

 

Lo que necesitas saber sobre:

 

1. Lavarlo

En cuanto al lavado, primero tienes que mojar el pelo con el agua de tibia a caliente así las cutículas se abren y cualquier suciedad puede ser removida. Aplica el shampoo desde las raíces hacia la parte superior y realiza masajes con las yemas de tus dedos para estimular la circulación sanguínea. Luego, enjuaga hasta que no queden rastros de espuma y después coloca el acondicionador sólo en el largo y las puntas; aléjate del agua por unos minutos para que penetre bien. Finaliza con agua fría para que las cutículas se sellen y luego el pelo esté más brilloso.

 

2. Secarlo

Con respecto al secado, envuelve tu cabeza con una toalla y déjala así durante diez o quince minutos. Lo ideal es que después siga el proceso al natural, pero si estás apurada recurre  al secador teniendo en cuenta lo siguiente: mantenlo a veinte centímetros de distancia, no apuntes durante mucho tiempo sobre la misma zona, procura que la temperatura no sea demasiado alta, realiza pequeños golpes de frío para mejorar la elasticidad y siempre utiliza un protector térmico para evitar la resequedad y el quiebre.

 

3. Peinarlo

Si quieres mejorar la forma de peinarlo, ten en cuenta que si tienes pelo lacio es aconsejable hacerlo dos o tres veces al día con un peine de dientes amplios para mantener las mechas alineadas, reducir el frizz y evitar que se enrede.

En el caso de que tengas ondas es conveniente que lo peines una sola vez, cuando está mojado, para desenredar las puntas (y si necesitas acomodarlo durante el día, hazlo sólo con tus dedos). Por último, para las chicas de rulos definidos lo mejor es aplicar un producto que ayude a mantenerlos intactos mientras el pelo aún está húmedo, de manera que evites el aumento de su volumen una vez seco.

 

4. Teñirlo

Todas las mujeres han teñido su cabello al menos una vez en la vida ya sea con productos naturales o químicos como el amoniaco que son un compuesto principal de muchas marcas de tintes.

Las tendencias en coloración cada vez son más arriesgadas, y para lucir un cabello a la moda somos capaces de sacrificar la salud de nuestro cabello, por lo tanto, aquí te dejamos unos tips de algunos aceites que renovarán tu cabello por completo:

 

 

Cuidado para el cabello tan natural como tú

 

Aceite de ricino

Contiene ácidos grasos y regenera las puntas abiertas, hidrata, previene el debilitamiento y la caída del cabello, aporta cuerpo y evita infecciones en el cuero cabelludo.

 

Aceite de oliva

Este se encuentra en la mayoría de dispensas en nuestro hogar y contiene también ácidos grasos, vitamina K, vitamina E y antioxidantes, también es un hidratante que fortalece el pelo, acelera el crecimiento, aporta elasticidad y evita el envejecimiento del cabello.

 

Aceite de almendras

Ya debiste escuchar lo bueno que es este aceite para la piel, y es que está repleto de vitaminas A, B, D y E, proteínas y minerales que actúan como sellante impidiendo la pérdida de hidratación. También nutre, engrosa tu cabellera, controla la descamación y aumenta el brillo.

 

Aceite de aguacate

Qué contiene: Nutrientes, aminoácidos, ácidos grasos esenciales, así como vitaminas A, B, D y E. también fortalece el cabello, realza el brillo, hidrata y suaviza.

 

Aceite de coco

Contiene proteínas, vitaminas E y K, hierro y ácidos grasos que nutren profundamente el cabello desde la raíz evitando el desarrollo de hongos, también estimula el crecimiento del pelo y evita las puntas abiertas.

 

Con estas recomendaciones vas a potenciar la vitalidad, salud y consistencia de tu pelo. No alcanza solo con usar tratamientos específicos, también es necesario que les prestes atención a estas cuestiones generales todos los días.

 

Es básico contar con una rutina de belleza que evite que tu cabello se maltrate. ¡Aprende a cuidar tu cabello!

 

 

Escrito por: Madelaine Quintero

 

Noticias Relacionadas