noticia_09122020_135015.jpg

El momento en que me convertí en Miss Venezuela 2020

En un año lleno de retos y adversidades para el mundo entero fue posible cumplir uno de mis mayores sueños, ser Miss Venezuela 2020. “Los límites solo están en la mente”

 

Todo lo que ocurre en nuestra vida empieza con un pensamiento que nos lleva a tomar decisiones, que se transforman en acciones. ¿Qué ocurre cuando tomas la decisión de cumplir una de tus mayores metas y el mundo se pone de cabeza?

   

Cuando llegué a la ciudad de Caracas para iniciar las actividades del concurso, mis expectativas eran bastante altas, la emoción y el sentimiento de competir empezaba a brotar, pero en cuestión de días todo se esfumó y luego de unas pocas semanas me vi de regreso a mi ciudad natal con una sensación de incertidumbre y frustración: El mundo empezaba a enloquecer con la pandemia.

 

Mi gran sueño se resumía a actividades digitales y por muchos días me sentí desmotivada. Esto puede ocurrir en diferentes momentos de la vida, en los que algunas veces las cosas no marchan como queremos, desearíamos que fuesen “perfectas” ¿Cuántas veces te has detenido a esperar por el “momento perfecto”?

 

Por un segundo pensé en renunciar, pero la sabia voz de mi hermana me dijo: tienes una gran oportunidad delante de ti para cumplir eso que tanto anhelas, acéptala y enfréntala como venga. ¿Qué hubiese pasado si renunciaba y me dejaba llevar por los acontecimientos externos? Probablemente no estaría escribiendo estas palabras. En cuestión de días, lo que tanto me angustiaba se transformó en la mejor experiencia de mi vida.

 

Si en este instante te encuentras esperando el “momento perfecto”, por favor despierta y toma acción ¡Ya! Empecemos a disfrutar del aquí y el ahora, que nada de lo que ocurra a nuestro alrededor nos impida ir a por eso que deseamos, porque sencillamente hay miles de cosas que no están en nuestro control, pero lo que si podemos controlar es lo que pensamos, decimos y hacemos.

 

En el momento en el que me convertí en Miss Venezuela, todos esos recuerdos llegaron a mi mente y me dije a mi misma ¡Gracias por no renunciar! Es válido buscar la excelencia, lo que no puede pasar es que, en ese intento, nos desviemos de lo que realmente nos hace feliz.

 

El momento es hoy, sin importar lo que esté ocurriendo allá afuera, ¡No renuncies! Porque no sabes si tendrás otra oportunidad como la que se encuentra ante tus ojos, y nadie es feliz pensando en el qué hubiese pasado si…

 

Fotografía: @carlosbarrios.fotografia 

Escrito por: Mariangel Villasmil – Miss Venezuela 2020   |   Instagram: @mariangeelva

 

 

Noticias Relacionadas