noticia_24092020_140847.jpg

Creer nos mantiene vivos

Un mes luego de haber sido coronada, empecé a preguntarte muchísimas cosas: ¿cómo voy a lograr mi objetivo?, ¿que pasará si no lo cumplo?; y por qué dudaba, porque estaba enfocada en tratar de ver el futuro y en buscar las respuestas que me llevarán a cumplir las expectativas que tenía de mis metas como reina. 

 

Pude dejar que todo me afectara, pero recordé que la vida una vez me enseñó que debía vivir en el presente actuando desde mi propósito, debía creer para crecer, agradecer, valorar y confiar en el proceso y respetar, amar, apreciar y perdonar para poder sanar y encender mi pasión. 

 

Recuerdo que a lo largo de mi vida siempre había sido aquella niña que solo miraba, escuchaba y aprendía. Cuando entré al Miss Venezuela decidí hacer lo mismo y disfrutar. No podía dejar pasar esa oportunidad de explotar mi potencial, mis ganas de ser escuchada, de inspirar para transformar vidas. Decidí comenzar a creer en mí, y creer en esos rayitos de esperanza que veía día a día. 

 

Creer que algo bueno va a pasar, creer que las puertas se abren para quien avanza con seguridad, creer que podemos comernos el mundo, creer en que todo fluirá al tener la mirada en aquello que sueñas, guiando cada paso, cada creación, viviendo al máximo.

 

Algo que aprendí es que no todo se materializa como lo imaginas. Hay que poner a un lado las expectativas sin dejar de mantener el enfoque en la huella que quieres dejar. El mundo está en constante cambio y no puedes controlar que todo sea como lo visualizas, pero lo que si puedes controlar es creer que puedes crear tu propia realidad.

 

Creer para crear, crear para dar, dar para ayudar a otros a creer. Esta fue la fórmula que me permitió mantener la mirada y la actitud en alto cuando a mi alrededor no todo era tan claro; me ayudó a ser optimista en los momentos que las sonrisas no estaban presentes, me inspiró a creer en los sueños que en mi interior llevaba llenos de ilusión, me dio fuerzas para siempre caminar y dar los pasos con fe y valentía. 

 

Para mi llegó la hora de cerrar un ciclo maravilloso en el Miss Venezuela y abrir un ciclo nuevo es lo natural, haciéndolo con la sabiduría que este año me ha dejado. Lo primero que haré será aplicar lo aprendido, y dar cada paso con la certeza de que cada día de mi vida sea un día de aprendizaje, evolución e inspiración.

 

"Te conviertes en aquello en lo que crees”, Oprah Winfrey 

 

 

Fotógrafo: Miguelángel Miquelena @miquelena_

Escrito por: Melissa Jiménez- Miss Venezuela International  |  Twitter: @melisssajimenez   | Instagram: @melissajimenez9

 

 

 

Noticias Relacionadas